Menu
/***/

La Compañía Nacional de Teatro reestrena El círculo de cal de Bertolt Brecht

Teatro


La Compañía Nacional de Teatro reestrena El círculo de cal de Bertolt Brecht




· Un espectáculo de Luis de Tavira sobre Der kaukasische Kreidekreis



· Funciones de jueves a domingo en la Sala Héctor Mendoza, hasta el 5 de noviembre





El círculo de cal es un montaje en el que el actor se enmascara para desenmascarar a la sociedad, por lo que su máscara no es un ocultamiento, sino una lupa: el gesto delata la esencia invisible de lo que somos, afirma Luis de Tavira, director del montaje basado en Der kaukasische Kreidekreis de Bertolt Brecht. El montaje ofrecerá funciones los jueves y viernes a las 19:00, sábados a las 18:00 y domingos a las 17:00 en la Sala Héctor Mendoza, hasta el 5 de noviembre.



Estrenada en 2012, El círculo de cal pertenece desde entonces al repertorio de la Compañía Nacional de Teatro en el rubro Patrimonio Universal del Teatro. En esta obra, comenta Luis de Tavira, aparece una mujer que se construye a sí misma como madre y en el momento de la máxima expresión de amor por su hijo, manifiesta que no desea que su hijo sea rico porque quiere su felicidad y porque en sentido profundo y verdadero, ningún rico podrá ser feliz mientras exista tanta miseria y desigualdad. He aquí un discurso verdaderamente renovador que merece el compromiso de nuestro entusiasmo teatral. Es urgente decir lo que clama esta obra: solo los bondadosos son realmente fuertes.



“La obra gira en torno a dos preguntas que se entrelazan: ¿de quién es la tierra? y ¿de quién son los hijos? La aproximación a la respuesta de una de las preguntas ilumina la respuesta de la otra. La tierra no es de nadie, uno es de la tierra, y si la tierra es sagrada, los hijos solo son de quien los ama y da la vida por ellos”.



Allí donde Brecht propuso una parábola china con claros referentes bíblicos, articulada por comentarios musicales, afirma el director escénico, nosotros optamos por el recurso del cómic que obedece al efecto poético que Brecht llamó vervendrungeffect, que los intentos de traducción como distanciamiento o rompimiento no consiguen expresar con claridad.



“El cómic es una de las expresiones susceptibles de ser un arte y sin duda lo alcanza a ser en el siglo XX. Encontramos esta vertiente poderosa de su lenguaje para exponer a Brecht justamente por su origen, en un expresionismo muy cercano a lo que va a derivar en esta expresión de finales de los años 30. Su característica que es el fragmento, muy afín a la propuesta brechtiana, tiene que ver con la era del encuadre, que no es ingenuo sino deliberado y determina nuestra visual de forma que va creando una secuencia; modernidad estética que sentimos próxima y extendemos a la música, a la bidimensionalidad de la escenografía con profundidad de la perspectiva, escala que se proyecta al infinito”.



El concepto de cómic, la actuación con máscaras, la música que remite al entorno sonoro de un México en constante transformación y el espacio escénico cuya organicidad se amalgama a la evolución de la puesta en escena, abren paso al estallamiento de la guerra civil en la República de Grusinia, donde la esposa de un gobernador asesinado sale huyendo. En su apresuramiento, la mujer deja olvidado a su hijo pequeño, el heredero, que por ello será buscado tenazmente. Una cocinera que trabajaba en el palacio de gobierno sucumbe a la terrible tentación de la bondad y decide salvarlo. Así da inicio una larga odisea de sobrevivencia en la que deberá enfrentar una serie de obstáculos cada vez más complicados. Al final, terminada la guerra, la madre natural del niño lo reclama pero la mujer que se expuso a innumerables peligros para salvarlo también lo reclama para sí. Habrá de celebrarse un juicio y en el sitial del juez está sentado un hombre extraño.



Participan los actores del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro: Adrián Aguirre, Misha Arias de la Cantolla, Carlos Orozco, Eduardo Candás, Ana Paola Loaiza, Gabriela Núñez, Marco Antonio García, Ana Isabel Esqueira, Luisa Huertas, Miguel Cooper, Oscar Narváez, Érika de la Llave, Rocío Leal, Patricia Madrid, Rosenda Monteros, Olaff Herrera, Laura Padilla, Pilar Padilla, Ana Ligia García, Roberto Soto, Paulina Treviño, Rodrigo Vázquez y Andrés Weiss. Con la participación de los músicos invitados: Paul Conrad, Edwin Tovar, Juan Carlos Pacheco y RAM.



El círculo de cal es un espectáculo de Luis de Tavira sobre Der kaukasische Kreidekreis; con Octavio Michel como director residente y versión en castellano de Eduardo Weiss y Luis de Tavira. La música original y canciones son de Rafael Fuentes Orduña El Gato, la escenografía e iluminación de Philippe Amand y la dramaturgia corporal de Citlalli Huezo. El vestuario está a cargo de Jerildy Bosch, el diseño de máscaras de José Pineda, la dirección musical y arreglos de Alberto Rosas, la técnica de actuación con máscaras de Glennys McQueen-Fuentes y el entrenamiento de máscaras para remontaje de Mauricio Pimentel.



Ofrecerá funciones en la Sala Héctor Mendoza, ubicada en Francisco Sosa 159, entre Melchor Ocampo y Encantada, colonia Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, en la Ciudad de México. Entrada libre, cupo limitado.



Para mayor información y reservaciones se puede escribir al correo: publicos.cnteatro@inba.gob.mx